Dogmas Marianos

Hay 4 dogmas de la Virgen que la Iglesia ha proclamado.  ¿Quieres saber lo que son?                                                                                                                     

                                               Dogma: Una verdad de fe que la Iglesia proclama y que nosotros los católicos debemos creer.


maternidaddivinaLa Maternidad Divina

En el año 431, en el Concilio de Éfeso, María fue proclamada solemnemente como la Theotokos, es decir, la Madre de Dios. El hereje Nestorio se había atrevido a decir que María no era Madre de Dios y eso hizo que se reunieran los 200 obispos del mundo en Éfeso (la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años) e iluminados por el Espíritu Santo estos obispos declararon: "La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios". Y acompañados por todo el gentío de la ciudad que los rodeaba llevando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".

María está a la cabeza de todos los santos, es la llena de gracia, la que supera a todos en bondad, en amor, en fidelidad a Dios.  No es extraño que todo el pueblo cristiano la llamemos "Santísima".


asumLa Asunción

"Pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma de revelación divina que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste". 

El Papa no menciona si la Virgen murió o no, o cómo fue esta muerte. Lo que interesa es demostrar y creer que la Virgen María, cuando su tiempo de vivir en la tierra había acabado, fue asunta en cuerpo y alma a los cielos sin haberse corrompido aquel cuerpo que era la misma carne de Jesús.

Desde su Asunción a los cielos, la Virgen Santísima acompaña con amor materno a la Iglesia peregrina y protege sus pasos hacia la patria celeste, hasta la venida gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo.


La Inmaculada Concepción

inmaconInmaculada significa pura y sin mancha.  María es Inmaculada porque nunca tuvo pecado en su alma, ni siquiera tuvo el pecado original, con el que todos nacemos.  Esto fue una gracia especial que Dios le dio. 

Aquella que iba a ser Madre de Dios no podía estar sometida al maligno en ningún momento de su existencia. María es la toda pura, la toda limpia, es la purísima. María estuvo inmune de todo pecado personal durante el tiempo de su vida. Esta es la grandeza de María que, siendo libre, nunca ofendió a Dios, nunca quería que nada le manchara o le hiciera perder la gracia que había recibido.

Este dogma fue proclamado el año 1854.

virginidad


La Perpetua Virginidad

María, la Madre de Dios, conservó plenamente su Virginidad.  Es decir, fue Virgen antes del parto, en el parto y después del parto.  "Ella es aquella Virgen que concebirá y dará a luz un Hijo, que se llamará Emmanuel".