Ayudantes de Jesús

Jesús está presente en el sacerdote

El Papa Juan Pablo II dice a los monaguillos:

“Sed siempre conscientes (daos cuenta) del respeto que exige lo que hacéis. El monaguillo sabe que Jesucristo está presente y activo, de una manera especial, en cada acción litúrgica (cada Misa)… Jesús está presente en el sacerdote que, en su nombre, celebra la Misa y administra los sacramentos.

Por eso, cuando vosotros ayudáis al sacerdote, servís al mismo Cristo. Esto da a vuestro servicio en el altar una especial dignidad y una gran responsabilidad. Al lado del sacerdote estáis al lado del mismo Señor. A través de vuestro servicio, sois, de una manera especial, los amigos y ayudantes de Jesucristo, el Sumo y Eterno Sacerdote”

 

¿No te parece algo muy grande todo esto?

Pues es algo real, no es una ilusión o una fantasía, porque en la persona del sacerdote está presente el mismo Jesucristo. En el momento de la celebración de la Santa Misa, el sacerdote actúa “en la persona de Cristo”, y tú, ayudando al sacerdote, ayudas y sirves al mismo Jesús.

No olvides este gran misterio cada vez que ayudes en Misa y da gracias a Jesús por este don tan grande que te concede; y, sobre todo, sé un gran amigo de Jesucristo. ¡Al lado de Jesús!

Aprende a ser como Jesús.