El rey David

  

Teo descubre que David no es solo alguien que escribía salmos, sino un hombre elegido y fortalecido por Dios para una gran misión.

Más vídeos