La ira

Un “bombazo” de ira en el corazón podría suponer la muerte para tu alma.