Fiestas de Pascua

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

res1Es el tercer día después de la crucifixión de Jesús y el día en que resucitó de entre los muertos. ¡Como lo había anunciado! Cuando Jesús murió el Viernes Santo, pagó el precio de nuestros pecados. Cuando resucitó el Domingo de Pascua, venció a la muerte, dándonos la esperanza de que si nosotros morimos con Él, también resucitaremos con él y viviremos PARA SIEMPRE con Él en el Cielo. Sólo tenemos que seguir su ejemplo aquí en la tierra, obedeciendo a Dios y amando a nuestro prójimo, y ganaremos la vida eterna. ¡GRACIAS, SEÑOR, por la Cruz! ¡Y GRACIAS, SEÑOR, por la Resurrección!

 


DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

res02El siguiente domingo al de la Resurrección, que es el domingo que cierra la OCTAVA DE PASCUA, es el domingo de la Divina Misericordia. Es una fiesta nueva, instituida por el Papa Juan Pablo II, y se celebra el corazón misericordiosísimo de Jesús que perdona TODOS NUESTROS PECADOS. En este día, los fieles rezan la coronilla de la Divina Misericordia para pedir misericordia a Dios por medio de Jesús: "Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero."

 


EL CAMINO DE EMAÚS

res03El tercer domingo de Pascua, se lee en el Evangelio de San Lucas la historia de la aparición de Jesús a dos discípulos en el camino de Emaús, el mismo día de su Resurrección. Los discípulos se iban de Jerusalén tristes porque Jesús, en quien habían puesto todas sus esperanzas, había sido crucificado y había muerto. No tenían fe en la promesa de Jesús de que resucitaría. Cuando Jesús los encontró por el camino, les explicó las escrituras y por qué tenía que morir. Cuando llegaron a Emaús, invitaron a Jesús a cenar y le reconocieron al Señor al partir el pan. ¡Así reconocemos al Señor en la Eucaristía! Jesús SIEMPRE está con nosotros en la Eucaristía. ¡Es realmente Él!

 


EL BUEN PASTOR

res4Este es el cuarto domingo de Pascua. Recordamos en el Evangelio que Jesús es el Buen Pastor que siempre sale en busca de la oveja perdida. Muchas veces somos como la oveja perdida, ¿verdad? Aunque hayas metido la pata y no hayas sido tan bueno como tienes que ser, Jesús siempre quiere que vuelvas a Él y está dispuesto a recogerte, aunque estés lejos. En este domingo puedes dar gracias a Jesús por acogerte siempre en su corazón y puedes rezar por todos los que están lejos de su Iglesia.

 


LA ASCENSIÓN

res7Cuarenta días después de la Resurrección, celebramos la solemnidad de la Ascensión. Es el día en que Jesús subió a los cielos para sentarse a la derecha de Dios Padre. Prometió enviar a sus discípulos el Espíritu Santo para estar con ellos y darles sus dones: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Desde el cielo, Jesús intercede por nosotros ante Dios. Aunque ya no le veamos aquí en la tierra, todavía está con nosotros. Jesús está en la Eucaristía y está en nuestras almas en gracia. ¡Puedes hablar con Él siempre que quieras!

 


PENTECOSTÉS

res8Cincuenta días después de la Resurrección celebramos Pentecostés. Los discípulos de Jesús estaban rezando juntos en Jerusalén con María, la madre de Jesús. "De repente vino del cielo un ruido, semejante a un viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban. Entonces aparecieron lenguas como de fuego que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo los movía a expresarse." (Hechos 2, 2-4) Empezaron a proclamar las grandezas de Dios en idiomas que nunca habían hablado antes y la gente estaba asombrada por este milagro. Desde entonces, la Iglesia ha proclamado la buena noticia de Jesucristo al ¡MUNDO ENTERO! ¿Tú hablas de Jesús con tus amigos? Jesús quiere vivir en los corazones de TODOS, pero necesita que alguien hable de Él a los demás. Reza al Espíritu Santo y te dará la fuerza.